FANDOM


Noticias y Preparación es el noveno episodio del Libro Tres: Espíritus Asechando y el episodio 49 en general de Las Aventuras de Kinú: Entre Dos AvataresEn la imagen, el Palacio Real de La Nación del Fuego.

SinopsisEditar

En este capítulo se ve parte de la coronación del Señor del Fuego Izumi. Comienza el ataque a la Nación del Fuego por parte del Reino Tierra pero ella sólo iba para arrebatarles los Dai Li a Zuko. Vuelven a aparecer viejos personajes y veremos que le sucede a Mora. ¿Serán frustrados los planes de la Reina, con la llegada de Izumi?

Comentario del AutorEditar

Rambor¡Hola! Finalmente he vuelto luego de tomarme un año de inactividad y fuera de la wiki. Pues entre este año y el año que viene (Si es posible) pienso publicar los episodios que faltan para finalmente (o no..) concluir esta historia fanon que he estado escribiendo desde 2013 y ocupa un gran lugar en mi corazón <3. Así que sin más preámbulos, ¡Aquí tienen el episodio N° 9 del Libro Tres!

Episodio 9: Noticias y PreparaciónEditar

Tierra, Fuego, Aire, Agua. Sé que junto a mis amigos, en algún tiempo, surgirán nuevos problemas, y tendremos que juntarnos otra vez, y tener aventuras. Ahora ya surgieron nuevos problemas. Viví mi vida 5 años con paz entre familia y amigos, pero ahora, debo viajar por el mundo llevando paz. Sé que junto a mis amigos, podremos llevar la paz por el mundo... LAS AVENTURAS DE KINÚ: ENTRE DOS AVATARES

LIBRO TRES: ESPÍRITUS ASECHANDO

Anteriormente en Avatar...Editar

(Se ve la escena en un campamento.)

Mora: ¿Qué pasa, mamá?

Mia: Es que siento que deberíamos dejar de vivir como nómades y buscar un hogar. Hace mucho que estamos vagueando por el Reino Tierra. (Cambia a minutos más tarde, en el mismo lugar, pero cuestionando a un soldado.)

Soldado 1: ¿Por qué no se entregan y ya? (Blas le pega y lo noquea.)

Mia: ¡Blas!

Blas: No nos podemos entregar, no quiero que mi familia se pudra en la cárcel. (Se sienta.)

Mia: Pero si no lo hacemos, nos pudriremos aquí. (Se sienta al lado de Blas.) No podemos seguir viviendo como salvajes, necesitamos un hogar. (Se quedan callados.)

Mora: ¿Por qué no simplemente vamos a hablar con la Reina y solucionar las cosas? (Cambia la escena al Consejo de los Cinco.)

Hou-Ting: He esperado mucho este momento. El comandante a cargo de la búsqueda de los Feng me ha estado retrasando por un año, prometiendome de que atraparía a los traidores, y así ellos arreglarían el dilema de los Dai Li. Pero ya espere, mucho, y lo despedí. Entonces, el ataque es inminente. Quiero que busquen una estrategia para atacar a la Nación del Fuego, y así recuperar a los Dai Li. Escucho sus propuestas.

General Hong: Sí me permite, mi reina, pienso en atacar a la Nación del Fuego directamente. (Señala en en el mapa.) Entramos directamente hacia la Bahía con muchas fuerzas, destruimos las Puertas de Azulon e invadimos la ciudad. (Minutos después.)

Hou-Ting: Preparen las tropas, partirán para la Nación del Fuego al amanecer.

(Cambia la escena a cuando Mora se escapa.)

Mora: Tía, mi mamá tenía razón. Papá sólo intentó cerrarnos los ojos, estuvimos viviendo como nómadas por 1 año por su culpa.

Lisa: Mora, no podemos hacer nada, tu padre sólo quiere el bien para nosotros, si no fuera por él, estaríamos en la Cárcel.

Mora: ¡Prefiero estár allí que quedarme de brazos cruzados! (Sale corriendo hacia el bosque.)

Lisa: ¡Mora! ¡No! (Cambia la escena a cuando capturan a Mora, dónde se la ve en el bosque, y luego es arrastrada por unos policías.)

EpisodioEditar

(Comienza el episodio en el Palacio Real de la Nación del Fuego, dónde se está celebrando una gran fiesta con miles de personas espectantes, música y bailes.)
Avatar Music-Cave Jivin'

Avatar Music-Cave Jivin'

(En una habitación, Izumi, hija de Zuko, está siendo preparada por unas estilistas para la coronación como Señor del Fuego. Zuko entra en la escena.)

Zuko: Hija, ¿Cómo te sientes? ¿Estás lista?

Izumi: Sí, papá. Estuve esperando este momento durante toda mi vida. Me siento muy feliz de tomar el mando de nuestra Nación.

Zuko: Estoy orgulloso de tí, mi dulce Izumi. (Se le acerca y le besa la frente.)Es cómo si hubiera sido ayer cuando naciste y trajiste felicidad a este palacio. Si tan sólo tu madre estuviera presente en este momento...

Izumi: No pienses en eso, papá, ambos sabemos que ella también estaría igual de orgullosa que tí.

Zuko: Lo sé, pero me encantaría que pudiera ver este hecho tan importante en tu vida. (Le agarran unos dolores en el pecho.) ¡Aaah!

Izumi: ¿Estás bien papá? (En esa parte entran Kiyi y Shaila a la habitación.) 

Kiyi: ¿Hermano te sientes bien? Necesitas descansar hasta que sea la hora de la coronación.

Zuko: No te preocupes hermana, estaré bien.

Izumi: Papá, hazle caso. Necesitas relajarte.

Zuko: Está bien, vamos Kiyi. (Él y Kiyi se van de la habitación.)

Shaila: ¡Estoy muy contenta de que seas la nueva Señora del Fuego mamá! (Empuja a la estilista y se pone a peinarla ella.)

Izumi: Yo también, hija... (se queda con cara de preocupación.)

Shaila: ¿Qué pasa mamá? Quedate tranquila Iroh me dijo que no le quedaba mucho para llegar.

Izumi: No hija, es que estoy preocupada por la salud de mi papá... Además me pone triste verlo sentirse tan sólo... Y yo que he perdido a mi esposo y él tampoco está para verme...

Shaila: Mamá, eso es lo de menos. El abuelo esta muy bien acompañado por todos nosotros, somos su familia. Y estoy segura de que papá está viéndonos desde el Mundo de los Espíritus y se siente orgulloso de tus logros. (Se quedan calladas.) Tú tienes que estar siempre firme, cómo lo estaba papá en las Fuerzas Unidas. No dejes que las emociones te perjudiquen, ¿Sí? No quiero verte mal... (La abraza.)

Izumi: Gracias por tus palabras.... hija.... Eres lo mejor que me pasó...

(Cambia la escena al patio del palacio, unas horas después, dónde hay miles de personas esperando la coronación y bailando al ritmo de la música.)

(Salen Kiyi y Zuko por una entrada principal y automáticamente se corta la música, la gente deja de bailar y suenan trompetas.)

Vocero: ¡Atención! ¡El Señor del Fuego Zuko y su hermana la princesa Kiyi! (Ambos saludan a la multitud.)

Zuko: ¡Ciudadanos! Estamos aquí reunidos porque hoy, oficialmente, el cargo de Señor del Fuego y por ende cabeza de nuestra Nación será abdicado hacia mi hija, la princesa Izumi.

Vocero: ¡Denle la bienvenida a la princesa, Izumi! (Entra Izumi entre trompetas y la multitud aplaude.)

Izumi: Ciudadanos, prometo no defraudarlos, y seguir comandando nuestra Nación en estos tiempos de paz tal y cómo lo hizo el Señor del Fuego Zuko. (se pone de rodillas. Zuko se le acerca, se quita la corona y se la pone a su hija, nombrándola como Señor del Fuego. Izumi se levanta.)

Vocero: ¡Larga vida al Señor del Fuego Izumi! ¡Viva! (Toda la multitud aplaude y festeja. Izumi, Kiyi, Zuko y el vocero vuelven a entrar al palacio, vuelve a comenzar la música y la gente se pone a bailar otra vez.)

(Mientras tanto, en el Reino Tierra, la Reina Tierra está esperando la llegada de Mora para dar la orden de partida hacia la Nación del Fuego.)

Hou-Ting: ¡Cuándo se supone que llegarán estos imbéciles con la niña! ¡Gun! ¡Llámalos y diles que se apuren!

Gun: Sí, su majestad. (Va hacia el teléfono y marca un número para contactarse con los soldados que atraparon a Mora.) Nadie contesta, su majestad.

Hou-Ting: ¡¿Cómo que no contestan?! ¡Cómo osan desafiarme y no responder mis órdenes! Las van a pagar... (De repente, llega un guardia.)

Guardia: Su majestad. Los Feng han llegado y se van a entregar.

Hou-Ting: ¡¿Qué?! ¿Los Feng? Luego de tanto tiempo huyendo de mí, ¿vienen y se entregan así sin más? (Se quedan callados.) ¡¡¿¿Qué esperas??!! ¡Hazlos entrar!

Guardia: Ehh sí, su majestad. (Va hacia la puerta y la abre. Allí entran Blas, Lisa y Mia junto a Ken y Wiru en un cochecito.)

Hou-Ting: Al fin se rinden ante mi poder. ¿Qué esperaban para entregarse? Tanto tiempo huyendo...

Blas: Ya nos tienes, ¿Ahora que quieres de nosotros? ¡¿Dónde está mi hija?!

Hou-Ting: ¡Cállate! No puedes hablarle así a la Reina. Tu hija aún está en camino hacia aquí. Se ve que ustedes tienen un transporte mucho más rápido y eficiente. Realmente sorprendente. Ahora, ¿por qué huir tanto tiempo de la ley?

Lisa: No podíamos permitir que nuestra familia esté en la cárcel. Sólo mira a los bebés, son muy jóvenes para pudrirse allí...

Hou-Ting: (Mira a Ken y Wiru con asco.) ¿Y se supone que me tienen que dar lástima? (Lisa pone cara de enfado.)

Mia: Lisa, no tiene caso.

Hou-Ting: Ahora, ustedes partirán conmigo y todas nuestras tropas hacia la Nación del Fuego. No hay otra alternativa. ¿Querían evitar la guerra? Pues muy tarde. Recuperaré a mis Dai Li y ustedes son los encargados de negociar con el Señor del Fuego. 

Blas: ¿Por qué no puede crear su propia legión de Dai Li en lugar de atacar a la Nación del Fuego?

Hou-Ting: Ellos no tienen permitido tener un ejército con maestros tierra. Ellos son los que se deben crear su propia legión. Además, quiero demostrar la superioridad del Reino Tierra por sobre la Nación del Fuego.

Blas: Usted está completamente loca.

Hou-Ting: ¡¿Cómo osas insultarme?! ¡Guardias! (Unos guardias entran, esposan a los Feng y les tapan la boca. Se los llevan. De repente suena el teléfono y Gun corre a atender.)

Gun: Palacio Real del Reino Tierra. ¿Sí?

Hou-Ting: Dime quién es.

Gun: El comandante ha llegado con la prisionera Feng.

Hou-Ting: Excelente. Dile al General Hong que prepare las tropas. Partiremos hacia la Nación del Fuego.

(Cambia la escena de vuelta a un barco de las Fuerzas Unidas, tiempo después. En ella se encuentran el general Bumi y Iroh, nieto de Izumi.)

Bumi: Fue un placer compartir este tiempo contigo Iroh, serás un gran miembro de las Fuerzas.

Iroh: Gracias Bumi, la verdad es que permanecer con las Fuerzas Unidas por este tiempo me hizo aprender muchísimo, no puedo esperar el tiempo a mudarme a Ciudad República y trabajar junto a ustedes.

Bumi: La verdad no hay qué agradecer. (El barco frena y se ven las Grandes Puertas de Azulon. Enseguida se abre la red y el barco pasa.) Sólo hay que esperar unos minutos y ya estaremos en el puerto de la capital.

Iroh: Genial, no veo el momento de reencontrarme con mi madre y verla como Señor del Fuego. (De repente suena el teléfono y Bumi corre a atender.)

Bumi: Habla con el general de las Fuerzas Unidas.

Comandante en el teléfono: General, hemos recibido la noticia de que la Reina Tierra envió una flota hacia la Nación del Fuego. Desconocemos sus fines y si planea iniciar una guerra o qué.

Bumi: Oh no... Envíen la noticia al Consejo de Ciudad República. Necesito órdenes.

Comandante: Sí señor. (Bumi corta.)

Iroh: ¿Qué sucede?

Bumi: La loca de la Reina Tierra esta con planes de atacar otra vez. Y esta vez envió sus flotas hacia aquí.

Iroh: ¿Hacia la Nación del Fuego? ¿Qué planea?

Bumi: Aún no sabemos nada. Pero debemos mantenernos alerta.

Iroh: Apenas llegue le avisaré a mi familia. Hay que actuar rápido.

Bumi: No entiendo cómo esa Reina se mantiene en el poder. Está loca por iniciar una guerra otra vez. ¿Por qué será?

Iroh: No lo sé general, pero no hay nada que podamos hacer para destituirla.

(Minutos después, el barco arriva en el puerto de la capital. Unas tropas van hacia el barco para recibirlos, junto a ellos, está Shaila, la hermana de Iroh.) (Iroh y Bumi bajan del barco, Iroh saluda a Bumi y Bumi vuelve a subir.)

Shaila: (Corre hacia Iroh.) ¡Hermano! (Lo abraza.) Estuve esperando tanto tu regreso.

Iroh: Yo también te extrañé hermana... (Se dirige hacia las tropas.) ¡Soldados!

Soldados: ¡Sí, príncipe Iroh!

Iroh: La Reina Tierra ha enviado sus tropas hacia la Nación del Fuego. (Los soldados y la gente que se acercó al puerto se sorprenden y comienzan a hablar entre ellos con temor.) Aún no hay nada que temer, no sabemos con qué fines vienen, pero hay que mantenerse alerta. Quiero que en cuando reciban las órdenes del comandante y del Señor del Fuego, protejan las Grandes Puertas de Azulon y el puerto de la Nación. ¿Entendido?

Soldados: ¡Sí señor!

Shaila: Vamos hermano, tienes que recibir a tu familia. (Sonríen, se suben a una carroza y se dirigen hacia el palacio.) (Por otro lado, uno de los soldados se va preocupado. Camina por una calle comercial y se encuentra con una mujer en un puesto de verduras.)

Mujer (Kaiji): ¡Hola Nost! ¿Cómo te fue hoy? (Se abrazan.)

Nost: Bien, supongo. Cómo siempre.

Kaiji: (Cortando unas cebollas.) Siempre dices lo mismo. ¿Nunca nada nuevo?

Nost: No, sólo que creo que a partir de hoy me verás menos jaja.

Kaiji: ¿Por qué? ¿No ibamos a ir al teatro con 'tu nuevo amigo'? (Sonríe.)

Nost: Al final no creo que podamos, la Reina Tierra envió unas flotas hacia aquí y debo ir a las Puertas de Azulon mañana.

Kaiji: Qué aburrido trabajo tienes... siempre andas viajando de aquí para allá.

Nost: ¿Qué dices? No siempre, la última vez que estuve mucho tiempo fuera fue cuando fui al Polo Sur junto a Li Chung, Kinú, Mishao... y todos ellos, ya ni recuerdo sus nombres.

Kaiji: Me encantaría conocerlos también, con tal de salir de este lugar horrendo. (Mete los gajos de cebolla en una bolsa y la cierra.) Me encantaría tener aventuras como tú. Mi vida es siempre monótona y aburrida.

Nost: No digas eso...

Kaiji: ¿Me vas a decir que es mentira? Estuviste como diez años fugitivo en el Reino Tierra mientras yo trabajaba en este maldito puesto haciendo lo mismo todos los días.

Nost: Bueno, quizás no es mentira pero... Bueno no se ni lo que digo. (Ambos se ríen.)

Kaiji: Te conviene empezar a meter menos la pata cuando hablas.

Nost: Lo sé. (Ríe.) Bueno, ya me debo ir, sólo vine de pasada. Debo prepararme para viajar mañana.

Kaiji: ¿Irás a lo de ese enigmático amigo que nunca soy capaz de conocer?

Nost: (Sale caminando y le hace una mueca.) No, me iré a lo de mi madre, quédate tranquila. (Ríen.)

Kaiji: ¡Adiós amigo! (Lo saluda y Nost sigue caminando hasta que se pierde de vista.)

(Cambia la escena al palacio de la Nación del Fuego. En una sala de estar, están Izumi, Kiyi y Zuko.)

Zuko: No te preocupes hija, te guiaré en todo lo que necesites para mantener esta Nación en pie. Siempre manteniendo la paz y no la guerra.

Kiyi: Tú eres experto en eso, ¿No es así hermano?

Zuko: No digas tonterías, estamos viejos para eso. (Ríen y Zuko tose.)

Izumi: Quédate tranquilo papá, nunca fomentaré ninguna guerra. (Entran Shaila y Iroh.) ¡Hijo! (Abraza a Iroh.)

Iroh: Hola madre, es un gusto volver a verte.

Izumi: Te extrañamos tanto...

Iroh: (Mira a Zuko.) Abuelo... (Hace una reverencia.)

Zuko: Es un gusto volver a verte, mi nieto.

Izumi: ¿Qué noticias tienes? ¿Cómo te fue?

Iroh: No vengo con buenas noticias, nos enteramos que la Reina Tierra volvió a amenazar a la Nación del Fuego.

Izumi: ¿Otra vez?

Iroh: Sí, pero esta vez envió sus tropas hasta aquí, y están en camino. No sabemos cuál es el motivo ni que piensa hacer, o si ella también viene.

Izumi: Oh dios mío... (Mira a Zuko.) ¿Qué hago, padre?

Zuko: Tú eres la Señor del Fuego. Ya es hora de que tomes decisiones por tu cuenta.

Izumi: Esta bien papá, si no me ayudarás... (Va hacia un teléfono y llama al comandante.) Comandante, reúne a las tropas tanto en el puerto como en las Puertas de Azulon. Necesitamos defensa.

(Cambia la escena a un barco del Reino Tierra, al día siguiente. En una celda de madera, están Blas, Mia, Mora, Lisa y los dos bebés.)

Blas: (dando vueltas.) No aguanto esto, ¿Por qué está tan loca esta Reina? ¿Qué espera ganar con esta guerra?

Mia: No lo sé amor, pero no podemos hacer nada al respecto.

Blas: ¿Por qué? ¿Piensas que es mi culpa?

Lisa: En parte sí...

Mia: No la escuches... No lo hiciste a propósito, lo hiciste por tu buena voluntad. Esos Dai Li querían proteger al Señor del Fuego y tú como su Señor se lo permitiste. No hay nada de malo en eso.

Blas: Pero gracias a eso ahora la Reina encontró una razón para empezar una guerra.

Mora: Tú cálmate papá, las Fuerzas de la Reina no son nada comparado con las Fuerzas de la Nación del Fuego. Leí que tuvieron la flota y las tropas más fuertes del mundo.

Blas: Entiendo, pero lo único que quiero hacer es evitar que esto se torne peligroso. No quiero que empiece una guerra por mi culpa.

Mia: No te culpes, estoy segura que esto no llegará a mayores... (Abraza a Blas.) (De repente el barco se frena.)

Lisa: ¿Qué pasó? (Mora sea asoma por la ventana y ve las Grandes Puertas de Azulon encendidas.)

Mora: Llegamos...

(Final del episodio. Rambor (discusión) 19:29 18 oct 2018 (UTC).)

PersonajesEditar

Personajes PrincipalesEditar

Personajes SecundariosEditar

Personajes MenoresEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.